El primer paso para crear una marca es mirar hacia adentro y averiguar de dónde procede la energía bruta porque el espacio en blanco tiene poco valor sin la experiencia, credibilidad y pasión necesaria para alimentar el éxito día tras día y año tras año, bajo la presión de la competencia.

¿ y tu empresa? ¿Cuál es tu pasión? Una forma de ponerlo de relieve es realizando el ejercicio que los expertos corporativos de C2 en san Francisco entregan a sus clientes para ayudarlos a moldear su visión. Imagínate que dentro de 25 años, tu empresa desaparece. Escribe la esquela. ¿Qué te gustaría que dijera la posteridad sobre ti? Descubrirás que las respuestas a esa pregunta también responden a cuestiones seminales como quién eres, dónde radica tu pasión o qué te hace levantarte por la mañana.

Fragmento del libro ZAG